Cómo comunicar con éxito en meetings y eventos

Ante todo, la marca personal. Tu comunicación puede tener varios objetivos, y en función de esto el contenido cambiará… pero la pura visibilidad de marca es siempre un valor añadido enorme de la comunicación. Se dice que no hay mala visibilidad, no estoy seguro, pero en todo caso la repetición de la visibilidad de tu marca es fundamental. Todos queremos trabajar con marcas de las que nos fiamos, que “nos suenan”. Es lo que experimentamos cuando vamos a FNAC a comprar una impresora. Miramos sus prestaciones y su diseño… pero si no hemos oído nunca la marca, es difícil que elijamos. Con lo cual el primer componente de tu comunicación, siempre es que se vea tu marca bien, claramente. No desprecies el logo, es fundamental que el mercado conozca esta materialización gráfica de tu identidad, y que te quedes allí. Obviamente no es el único objetivo, pero es esencial. Ahora, ¿qué más?

Además, tu marca personal la puedes reforzar también con el GuíaBurros: Marca personal.

Comunicar un gran valor (la sostenibilidad, la creatividad, la atención al detalle…) y tu valor añadido en este campo. Simplemente aquí se trata de recordar tu identificación con un valor importante, relevante para el target.

Contrarrestar un atributo negativo que la gente puede asociar con tu marca hoy. ¿Tienes imagen de poco creativo? Haz una publicidad impactante sin tu marca, y en la página siguiente preséntate diciendo que aquí estás para sorprender al target. ¿Eres reconocido en congresos pero no en corporativo? Presenta una selección de casos de eventos creativos. A veces quitar una imagen es tan importante como construir la tuya propia.

Humanizar la marca. Esto es muy importante: Muchas empresas parecen abstractas, desconocidas, pero al final compramos personas. Una entrevista con tu director de producción que explique cómo plantea su trabajo, una presentación de tu equipo sonriendo… son maneras de recordar que hay personas apasionadas dispuestas a servir a tu target.

Asociarse con el sector, y mostrar que apoyas a sus profesionales. Los profesionales de eventos buscan proveedores que les entienden, que apoyan esta industria y su trabajo. Para ello, el sponsoring es una forma maravillosa de demostrar este compromiso. “Aquí estoy para vosotros” es el mensaje.

¿Y cómo transmites esto? Tienes varias formas que podrás combinar para cumplir los objetivos que indicábamos antes. Veamos unos ejemplos rápidos para una empresa que quiere identificarse como sostenible:

  • Una publicidad que simplemente lo afirma (una publicidad con un buen eslogan y creatividad impactante que recuerde que apuestas por la sostenibilidad, con repetición, hace entrar esta idea).
  • Contenido publicado (advertorial o contenido puro, cada uno tiene sus retos y ventajas) relacionado con este valor, por ejemplo un artículo o informe o colección de consejos sobre sostenibilidad en eventos.
  • Casos tuyos relacionados con los valores que quieres transmitir. No olvides que los casos demuestran tu valor añadido de forma indiscutible.
  • Entrevista de un representante de tu empresa (tu responsable de sostenibilidad por ejemplo) que explique de forma muy humana cómo plantea su valor añadido
  • Testimonios y citas de tus clientes que “certifican” tu valor añadido en este campo (algo muy potente…).
  • Comunicando premios, certificaciones – otra forma de demostrar tu valor añadido, idealmente relacionándolos con lo que puedes hacer para el target.
  • Un stand en feria que materialice tu mensaje (ej: stand hecho de materiales reciclables y ofreciendo una experiencia sostenible como un catering Km0, regalando arbolitos que la gente podrá plantar en su oficina…).
  • Un patrocinio de un evento o un producto que tenga los valores que buscas (ej: patrocinar una sección editorial sobre sostenibilidad en eventos, o un premio al mejor evento sostenible, o una conferencia sobre sostenibilidad en eventos).

En fin, un ejercicio que, bien hecho, es a la vez apasionante y muy útil. Vale la pena hacerlo bien.

EVENTO PLUS